sábado, 31 de agosto de 2013

Reseña de "La búsqueda" de Blanca Miosi

La búsqueda” ha logrado un enorme éxito en Amazon, copando los primeros puestos en las lista de ventas durante más de quinientos días consecutivos. Pero, algunas veces, que un libro haya sido tan elogiado puede jugar en su contra. Pues son tantas las expectativas creadas, que el lector podría sentirse defraudado si no las ve todas cumplidas. El listón de “La búsqueda” cuando decidí abordar su lectura era, por tanto, muy alto. Y, sin embargo, logró cautivarme desde sus primeras páginas, reconociendo de inmediato que tenía entre manos una obra muy especial.

“La búsqueda” nos cuenta la historia de Waldek, un niño polaco que vive la invasión de su país a manos de los alemanes al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Al principio acompañaremos a Waldek durante el espantoso calvario que los nazis le hacen sufrir: despiadadas detenciones, interrogatorios salvajes, y finalmente, su infernal estadía en los campos de concentración. Pero la historia no acaba ahí, de hecho no es más que el comienzo. Pues a partir de ese momento tendremos la oportunidad de acompañar a Waldek durante el resto de su vida, repleta de increíbles peripecias, que le llevará incluso a tierras sudamericanas, donde averiguaremos que la sombra de los nazis nunca le abandonará del todo.

Narrada en primera persona, la novela logra desde el principio meternos en la piel de Waldek y vivir sus aventuras y desventuras como si fuesen las nuestras propias. Blanca Miosi dota a su prosa de un estilo directo y sencillo, alejado de innecesarias florituras, que contribuye a sumergir al lector en la narración y provocarle intensas emociones. Otro acierto de la autora lo constituye el modo tan natural en que realiza las transiciones durante las diferentes etapas de la vida de su protagonista. Escribir una novela que abarque la vida de un personaje desde su nacimiento hasta su muerte no es tarea fácil.

“La búsqueda” nos habla del odio, del perdón, de la fuerza de voluntad y de las ganas de vivir. Y sobre todo, nos da una lección de cómo afrontar la vida tras haber padecido las más terribles atrocidades que ningún otro ser humano debería nunca sufrir.

Si todavía no la has leído, no tienes tiempo que perder.



2 comentarios:

  1. Después de leer tu novela, me siento privilegiada con este comentario de la mía, José Vicente, ¡muchas gracias!

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ti, Blanca. El honor es mío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar